Gestión de Inventarios (Parte 2)

Por Lic. Carlos E. Osorio
Socio Director Websinergia

En nuestro anterior artículo hablamos de algunos de los problemas que se pueden encontrar en la administración de los inventarios para los proveedores de las cadenas comerciales, en esta segunda entrega continuamos con otros puntos importantes de ser observados y damos conclusión a los mismos.

  • Carencia de una infraestructura tecnológica adecuada para administrar los inventarios. En el sector Retail es común encontrar compañías que administran desde cinco mil hasta más de 90 mil SKUS. Para poder administrarlos de manera eficiente es indispensable contar con una infraestructura tecnológica adecuada que permita procesar los diferentes cálculos requeridos para determinar demandas esperadas, niveles de inventarios requeridos, cantidades a comprar, tiempos de compra, etcétera. Comúnmente el tiempo de procesamiento de dichos valores crece de forma exponencial al número de SKUS, debido a la cantidad de información que debe ser considerada en los cálculos.

 

  • Los niveles de servicio objetivo son asignados de igual forma a las diferentes líneas de productos o a los artículos dentro de dichas líneas de productos. En ocasiones algunas compañías llegan a asignar los niveles de servicio basados en juicios arbitrarios o históricos, y los aplican de manera indistinta a todas las líneas y familias de productos o SKUS que están contenidos dentro de éstas. Sin embargo, cada SKU debería contar con condiciones de servicio diferentes. Se pueden logran ahorros de hasta 30% en los niveles de inventarios asignando parámetros de servicio específicos a cada SKU.
  • Falta de indicadores de desempeño actualizados. Para controlar y mejorar el desempeño de la operación es imperativo medirlo de manera constante y sistemáticamente, a fin de identificar desviaciones de forma oportuna. Los indicadores a este respecto son varios: niveles de inventarios, nivel de servicio (fill rate), faltantes de inventarios, promedio de ticket de compra, etcétera.
  • Deficiencia en el perfil o en las capacidades y habilidades del personal a cargo de la administración del inventario. Contar con el personal adecuado disminuye el riesgo de toma de decisiones erradas, desconfianza en los modelos de administración de inventarios y demanda por desconocimiento. Una adecuada identificación de perfiles de personal, un correcto proceso de reclutamiento y un programa adecuado de capacitación ayudan de forma considerable a mitigar este riesgo.

Conclusión

Una gestión de inventarios eficiente conlleva el contar con personal, procesos, infraestructura tecnológica, sistemas y controles adecuados.

Las empresas proveedoras del Retail si quieren tener mayores oportunidades de permanencia atendiendo al sector, deben mantener su gestión de inventarios en constante mejora y con una mayor vigilancia, para anticiparse a los cambios que puedan dañar la operatividad de esta, hay que considerar que los consumidores pueden variar sus hábitos de consumo, así como su preferencia hacia cierto tipo de establecimientos donde se vendan los productos, lo que puede acarrear variaciones en los niveles de inventarios que impacten significativamente su gestión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Digíta la respuesta para comentar *