6 Errores en la optimización de la cadena de suministro

Cada uno de los procesos que la integran influye considerablemente en la rentabilidad del negocio, afectando a compras, costes, y al servicio que se ofrece al cliente final.

Muchas empresas, a la hora de optimizar su cadena de suministros, recaen en errores, generalmente por querer obtener un beneficio inmediato de esta optimización.

Errores más comunes en la optimización de la cadena de suministro

  • No tener en cuenta los requisitos de los clientes: no todos los clientes de una empresa tienen las mismas necesidades. La empresa tiene que saber identificar los tipos de clientes que tiene y segmentarlos de la manera correcta, dirigiéndose a cada grupo de la forma que más se adapte a sus necesidades.
  • Suponer que la optimización solo afectará a la cadena de suministro: es un error pensar que cuando comenzamos una optimización de la cadena de suministro, estos cambios solo afectarán a esta área.
  • Ver la optimización como sólo un proceso interno de la empresa:está claro que se trata de un proceso interno de la empresa, pero también de un proceso externo, que muchas veces pasamos por alto.
  • No tener claro los objetivos que se quieren alcanzar: antes de llevar a cabo este proceso de optimización se debe tener claro a dónde se quiere llegar. Teniendo una misión clara de los objetivos, así como la consecución de unos resultados, nos ayudará a conseguir más fácilmente que todo el proceso tenga el éxito que esperamos.
  • Suponer que la tecnología por si sola solucionará todos los problemas: todos sabemos que el uso de las tecnologías nos ayuda enormemente en el día a día, tanto de manera personal como empresarial, pero pensar que esta tecnología por si sola arreglará los problemas de la cadena, es un fallo muy común.
  • Ahorro en costes como único objetivo: este es uno de los errores más comunes. Muchas empresas comienzan el proceso de optimización de su cadena de suministro con el objetivo único de ahorrar en costes, pero no consideran que cada segmento de sus clientes tiene unas necesidades concretas que pueden verse afectadas.

Es fácil caer en ellos, sobre todo cuando no se tiene los conocimientos previos necesarios en la realización del proceso. Es vital tenerlos en cuenta si queremos comenzar un proceso de optimización de la cadena de suministros.


Fuente: BidDown

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Digíta la respuesta para comentar *